26 marzo 2011

Blu-ray: guía de compra

Blu-ray: guía de compra
El Blu-ray es mucho más que un lector DVD de alta definición. Además de reproducir imágenes en HD, el Blu-ray ofrece una excelente calidad de sonido y permite conectar todo tipo de dispositivos externos para ver nuestras fotos y vídeos. Su conectividad a Internet es también sobresaliente, ya que permite descargarse y ver contenidos por medio del ordenador.

Antes de comprar un Blu-ray confirma que tu televisor es de alta definición: tiene que ser HD Ready o Full HD. De lo contrario no disfrutarás plenamente de la calidad de imagen que ofrece el Blu-ray.

También es recomendable contar con un buen equipo de sonido. Los Blu-ray actuales aprovechan perfectamente los formatos audio de alta calidad DTS-HD Master o Dolby trueHD.

Si además tienes Internet en casa (y un ordenador), mucho mejor, así podrás descargarte y visualizar este tipo de contenidos en el Blu-ray.

Lo que no debe faltar en el Blu-ray

Es aconsejable que el Blu-ray disponga de conexión wi-fi. La conectividad inalámbrica con el resto de aparatos siempre resulta más cómoda.

Otra característica deseable es que el Blu-ray tenga una capacidad de almacenamiento de, al menos, 1 GB. Así podrás descargarte de Internet contenidos extra utilizando la aplicación BD-Live.

Cuantos más puertos USB mejor. Este tipo de conexión te permitirá enchufar una llave de memoria externa y descargarte contenido multimedia (vídeos, fotos, música).

Si el Blu-ray soporta DLNA (Digital Living Network Alliance), mejor. Así podrás aprovechar la conectividad de la red doméstica conectándote al ordenador para visualizar los contenidos con tengas almacenados en él.

Un lector de tarjetas de memoria tampoco está de más. Recuerda que es el soporte de grabación de las cámaras de fotos, las videocámaras y los móviles.

Los precios bajan: buenos Blu-ray desde 80 euros

Así es, ya puedes encontrar un buen Blu-ray de una marca conocida desde 80 euros, aunque el precio medio aún ronda los 150 euros.

Hay aparatos más sofisticados y más caros. Por un lado, los Blu-ray 3D, que permiten ver contenidos en tres dimensiones (siempre que además tengas un televisor 3D); por otro, los Blu-ray con disco duro, para grabar la televisión en alta definición (a través de un televisor HD Ready). Unos y otros superan los 400 euros.

Los precios de los discos Blu-ray también han bajado: los estrenos tienen ahora un precio de unos 25 euros (por los entre 15 y 20 euros de un disco en formato DVD). Al mismo tiempo, el catálogo de títulos también se ha ampliado a películas clásicas, de animación, series… a precios aún más baratos.

ocu.org

Articulos Relacionados

0 comentarios:

Publicar un comentario